img_0924.jpg

Las cosas malas no te pasan porque así Dios lo quiso

Nada pasa porque estaba predestinado a pasarte, las cosas malas no te pasan porque así Dios así lo quiso.
Aveces la gente se pregunta; cómo es posible que si Dios existe, permite que alguien viole a un niño, mate a una mujer, un anciano, etc. Y con esto hasta terminan diciendo que Dios no es real.

Nosotros tenemos libre albedrío aquí en la tierra, la bíblia misma lo dice: Gálatas 5:13
Porque vosotros, hermanos, á libertad habéis sido llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión á la carne, sino servíos por amor los unos á los otros.

Entiéndase que aquí en la tierra somos libre de hacer lo que nos plazca, claro, por nuestras acciones seeemos juzgados. Si alguien agarra, te roba, te mata, no es porque era tu hora de morir, tampoco es porque Dios lo permitió, como tampoco lo iba a impedir. Te pasó porque así lo quiso el delincuente, quizás fuiste muy descuidado, quizás te metiste por donde no debiste, andabas en la calle a horas que no eran necesarias. Si, comprendo a que a cualquiera le puede pasar, pero comprende lo siguiente; un accidente de auto le puede suceder a cualquiera, pero si yo voy manejando a 150 millas por horas y me estrello contra otro carro donde va una madre con sus dos niños pequeños, y me mato y los mato a ellos, eso no pasó porque tenía que pasar, no porque así Dios lo quiso. Pasó porque yo, literalmente decidí que pasara.

Ezequiel 18:30-32
[30] Por tanto, yo os juzgaré á cada uno según sus caminos, oh casa de Israel, dice el Señor Jehová. Convertíos, y volveos de todas vuestras iniquidades; y no os será la iniquidad causa de ruina.[31] Echad de vosotros todas vuestras iniquidades con que habéis prevaricado, y haceos corazón nuevo y espíritu nuevo. ¿Y por qué moriréis, casa de Israel?[32] Que no quiero la muerte del que muere, dice el Señor Jehová, convertíos pues, y viviréis.

Cada ser humano en esta tierra tiene la libertad de quitarle la vida o de hacerle un daño a otro ser humano, esa acción no estaba predestinada a pasar, pasó por la maldad del hombre.
Debemos de dejar esa actitud perdedora de que que las cosas pasaron porque tenían que pasar, que a mi me pasa todo lo malo porque tengo mala suerte, que así Dios lo quiso. Dios lo más quiere es que estemos bien, pero al final, nosotros tomamos nuestras propias decisiones y esas decisiones traen consecuencias positivas o negativas a nuestras vidas, no es la voluntad de Dios la que nos hace estar bien o mal, son nuestras acciones.

Génesis 2:16-17
[16] Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto comerás;[17] Mas del árbol de ciencia del bien y del mal no comerás de él; porque el día que de él comieres, morirás.

En estos versos vemos que aunque era prohibido comer del árbol, Dios no se los impidió físicamente, no les restringió para que no lo hagan, pero si les advirtió no hacerlo las consecuencias si así lo hacían. Ya sabemos que al final, el hombre y la mujer ambos comieron del árbol.
Desde los inicios, Dios nos creo para que fuéramos libres. El quiere que seamos obedientes y que les sigamos por cuenta propia, no porque estamos obligados.

Yo fui a la guerra en Afganistán, dos veces. Yo no regresé vivo porque no era mi hora de morir, regrese vivo porque me cuidé, puse atención al entrenamiento y estaba siempre más cuidadoso que un puma. Claro, soy cociente de que aún con todo eso, por haber muerto por una bala del enemigo, o una explosión. Ahora bien, lo que si se es que no me iba a dejar matar por andar de pendejo. Estamos en un mundo de sobrevivientes, si se las pones fácil al que te quiere hacer daño, pues se le hará más fácil hacerte daño. Claro que a cualquiera le pasa, pero carajo, que no te pase por andar de pendejo.

@RubiTeVe

Compartir este artículo

Respuestas

en_USEnglish