Laurel Hunnard antes y despues

Atleta Dominicana enfrentará a la primera atleta transgénero en competir en las olimpiadas de Tokio 2020

La dominicana Veronica Tolentino será la primera Atleta Dominicana en enfrentar a la primera atleta transgénero en competir en las olimpiadas de Tokio 2020.

Veronica Saladin Tolentino
Veronica Saladin Tolentino

Se trata de Laurel Hubbard de Nueva Zelanda, quien estará compitiendo en la categoría de mujeres +87 kg.

Hay muchas personas quejándose en las redes sociales que piensan que es injusto que alguien nacido hombre se le permita competir en contra de las mujeres en una rama del deporte tan exigente como lo es el levantamiento de pesas.

Laurel Hubbard antes de convertirse en mujer.

Antes de su transición de hombre a mujer, Laurel ya había competido en contra de hombres a un nivel bastante elevado en la categoría junior, alcanzando a levantar 300 kg en la categoría de hombres +105 kg.

Para poner esto en perspectiva, ese peso hubiese sido suficiente para ganar los pasados eventos Juniors en los Estados Unidos, pero no hubiese sido suficiente para ser parte del equipo nacional de hombres adultos.

Para no alargar esa parte; antes de su transición, Laurel tenía talento, pero entre los hombres no se podría decir que era un atleta de alto calibre.

Quizás esto explica porque a la edad de 35 decidió comenzar a competir con las mujeres, en la categoría de +90 kg (Ahora +87).

Laurel Hubbard, primera atleta transgénero en Tokio 2020
Laurel Hubbard, primera atleta transgénero en Tokio 2020

Aunque su total de peso levantado bajó un poco desde que compitió en contra de los hombres, levantó 285 kg en Pattaya, Tailandia, en el Mundial de 2019, su mejor competencia internacional y que le otorgó el sexto lugar. Quizás no fué el primer lugar, pero debemos de tomar en cuenta que es una atleta no reconocida, compitiendo por primera vez con atletas de categorías mundiales. Sexto lugar es un logro muy difícil de alcanzar.

En la mayoría de sus eventos como mujer, ella se ha mantenido entre los 270 y 280 kg, lo cual sería suficiente para quedar entre los primeros 10 lugares.

Si Hubbard logra el sexto lugar en las olimpiadas de Tokio 2020, quizás no causaría mucha euforia. Pero si queda en uno de los tres primeros lugares, como una atleta novata que compite en contra de atletas elites experimentadas, y logra montarse en el podio, no cabe dudas de que las redes se encenderan en llamas.

Si China envia a a Li Wenwen, la mejor de entre todas sus atletas elites, es muy probable que gane. La otra atleta no china que podría hacerle frente es Kim Kuk-hyang, de Corea del Norte. Sin embargo este último país no está participando en las olimpiadas. La otra mujer que podría hacerle frente a Laurel es la rusa Tatiana Kashirina, pero esta está suspendida y no se le permite competir.

Estos últimos eventos deja abiertas las medallas de plata y bronze, lugares en los que hay muchas probabilidades de que Laurel se meta.

Otras competidoras que se acercan al peso logrado por Laurel son la Estadounidense Sarah Robles, quien ha logrado levantar 290 kg, pero que se mantiene en los 280 normalmente, la britanica Emily Campbell, quien ha levantado 276 kg, la ucraniana Anastasiia Lysenko y la Surcoreana Lee Seon-mi.

La Dominicana Veronica Tolentino por su parte, quedó en décimo lugar en el Mundial de Tailandia 2019, con 265 kg. Su mejor marca internacional fué en los Panamericanos de Lima, Perú 2019, con 283 kg.

Si Tolentino logra repetir los 283 kg levantados en los Panamericanos, tiene muchas posibilidades de quedar entre los primeros 6 lugares y enfrentarse a la atleta transgénero Laurel Hubbard.

La pregunta que muchos se hacen es, si los defensores de que los transgéneros participen al mismo nivel que las mujeres biológicas, quieren que Laurel sea la cara que represente a la comunidad LGTBQ+ en las olimpiadas.

La pregunta es un tanto retórica y la respuesta es obviamente, NO!

Tener a un individuo que no se convirtió en mujer hasta la edad de 35, y quien antes de su transición ya había competido en bastantes competencias en contra de hombres, no es quizás la mejor cara para representar a ese movimiento. Estamos hablando de un individuo que se hizo atleta siendo hombre, compitió en contra de los hombres hasta los 35, y que ahora viene a competir en las olimpiadas en contra de las mujeres.

Creo que esto en ves de ayudar a la comunidad, es posible que la atrase y dilate el que se creen políticas que permita a futuras atletas transexuales continuar compitiendo en contra de las mujeres biológicas.

Si Laurel logra uno de los primeros tres lugares, en lo único que la mayoría de las personas se fijaran es en que un hombre está compitiendo en contra de las mujeres, quitando así la posibilidad de que una de ellas gane.

Entendamos que las mujeres que están compitiendo a este nivel, son atletas elites, que ya han competido a nivel mundial en contra de las mejores atletas del mundo. Laurel con el peso que logró levantar como hombre, 300 kg, jamas hubiera podido competir a este nivel, si fuera en la categoría masculina. Sin embargo, como mujer, logró llegar a la competencia más alta del mundo y competir en contra de las mejores atletas de cada país, esto deja mucho que pensar.

A mi entender, lo mejor que Laurel puede hacer por su causa, es no quedar entre los primeros 3 lugares.

Reglas de la Federación Internacional de Levantamiento de Pesas, IWF por sus siglas en inglés.

Tokio 2020
Tokio 2020

2. Esos que se hayan cambiado de hombres a mujeres, pueden competir en la categoría femenina si cumplen con los siguientes requisitos:
2.1. El atleta ha declarado que ahora se identifica como mujer. Para propósitos deportivo el mismo no puede cambiar nuevamente de género por 4 años.
2.2. El atleta debe demostrar que su nivel de testosteronas se ha mantenido por debajo de los 10 nmo/L (nanomoles por litro) por los pasados 12 meses.

Para muchos esto no garantiza una competencia justo entre atletas transgéneros y mujeres biológicas, ya que no se ha comprobado científicamente que mantener un nivel de testosteronas por debajo de los 10 nmol/L por 12 meses, sea suficiente para que una persona que nació hombre, pueda competir al mismo nivel que las mujeres, sin poseer ninguna ventaja física natural propia de los hombres.

Para poner esto en perspectiva; el promedio de testosteronas en las mujeres es de entre 0.26 y 1.73 nanomoles por litros.

Un hombre saludable mantiene un nivel de testosterona entre los 9.2 y 31.8 nmol/L. Esto es muy por encima de las mujeres. Así es que los 10 nmol/L que le pide la federación mantenerse a los atletas transgéneros, es aún muy por encima del nivel normal de las mujeres.

Incluso, contrario a las reglas anteriores, las reglas actuales ni siquiera le exige a los atletas tener un reasignamiento de sexo antes de poder competir en contra de las mujeres. Osea, me explico claramente, NO SE LES EXIGE HABERSE CORTADO EL MIEMBRO REPRODUCTOR MASCULINO. Simplemente tienen que identificarse como mujeres y ya.

Estudios han demostrado que la supresión de testosteronas en atletas transgéneros no elites, no es suficiente para que puedan competir de forma justa en contra de atletas nacidas mujeres.

El artículo Mujeres Transgéneros en la Categoría de Deportes Femenino, publicado por un biólogo de la Universidad de Manchester, Dr Emma Hilton y Tommy Lundberg, investigador de fisiología clínica del instituto Karolinska de Suecia, demuestra con estudios científicos clínicos, que mantener un nivel de testosteronas menor de 10 nmol/L por 12 meses, aun deja una ventaja natural de 30 a 40 por ciento, a favor los atletas trangeneros sobre las mujeres.

Es interesante destacar que dos de las atletas mujeres utilizadas en este estudio, las rusas Kashirina y Oxana Slivenko, han sido ambas suspendidas por haber dado positivo en el dopaje. Esto refuerza aún más la teoría de que por el sólo hecho de un transgénero mantener un nivel de testosterona por debajo de 10 por 12 meses, no es suficiente para combatir la fuerza que por naturaleza tienen los hombres sobre las mujeres, producto de la pubertad.

Por ejemplo, en Los Estados Unidos de América, en el nacional de hombres de la categoría de los 81 kg. Los tres primeros lugares levantaron; 318, 300 y 295 kg.

En la misma categoría pero de mujeres, los tres primeros lugares levantaron 232, 213 y 210 kg respectivamente.

Si tomamos como ejemplo a Kate Nye, quien fue la atleta del año para el 2019, y quien ganó medalla de oro en el mundial en la categoría de los 71 kg femeninos. Ese mismo año ella hubiese quedado novena en la categoría de los 65 kg masculinos, donde no sólo hubiese competido contra atletas en un peso por debajo del suyo, si no que además estaría compitiendo contra atletas locales, no contra los mejores del mundo.

En conclusión, la Dominicana Veronica Tolentino va a necesitar de mucha estamina para poder competir contra Laurel Hubbard, quien nació hombre.

Compartir este artículo

Respuestas

en_USEnglish